A pesar de lo que pudiera pensarse, con solo echar un vistazo al interés que las empresas le dedican, la felicidad es un cóctel tan poderoso que hasta mejora el desempeño laboral.

Si nos parece una obviedad, ¿por qué las empresas no se lanzan a una carrera frenética por mejorar las condiciones de sus empleados?

En el vídeo que tienes a continuación, el profesor de Psicología Positiva de la Universidad de Harvard Tal Ben-Shahar traslada de un modo sencillo algunas de las claves que bien podríamos aplicar a cualquier organización:

  • La felicidad está en nuestra naturaleza: It feels good to feel good (Sienta bien sentirse bien).
  • Por tanto, pequeños incrementos en nuestros niveles de felicidad inciden directa y favorablemente sobre nuestra productividad, compromiso, motivación e, incluso, capacidad de innovar.
Pequeños incrementos en nuestros niveles de felicidad inciden directa y favorablemente sobre nuestra productividad, compromiso, motivación e, incluso, capacidad de innovar Clic para tuitear
  • Y a una empresa la hace más rentable.

La ciencia de la felicidad, ie University. Entrevista con Tal Ben-Shahar

Por tanto, si quieres imponer unos valores que realmente hagan fuerte a tu empresa y garanticen su supervivencia y éxito, déjate de rollos y adopta una cultura de la felicidad.

¿Y cómo podríamos resumir el concepto de cultura empresarial? La clave está en el cómo se hacen las cosas aquí.

Y los incentivos para hacer más feliz una organización no son, ni mucho menos, meramente económicos. Pasan por otros aspectos como los reconocimientos, la formación, el sentirse partícipe de algo que vale la pena…

Una inversión rentable se mire por donde se mire.


Dedicado a todos los que trabajan o han trabajado en empresas con escasa sensibilidad o abierto rechazo hacia este tipo de temas.

Fuente de la ilustración: Freepik

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.