Tecnología y comunicación, entre el asombro y el escándalo

 

Leía el recomendable informe realizado por Ragan Top 10 Tech Trends for Communicators in 2022 y sin darme cuenta reparé en la publicidad que lo acompaña.

Entre el asombro y el escándalo, dos de los aspectos básicos que suelen acompañar a la publicidad , vi cómo aparecían algunas cifras que mostraban claramente lo lejos que se encuentran, aún, las posibilidades que ofrece la tecnología y la realidad de numerosas organizaciones:

  • El 85 % de los empleados no están motivados o, lo que es peor aún, están desmotivados.

 

  • El 41 % de la información que reciben es completamente irrelevante (lo cual también tiene su mérito).

 

  • El 95 % de los trabajadores ignoran o no entienden la estrategia de la empresa.

La tecnología nos ofrece soluciones prácticamente a cualquier reto. En el plano de la comunicación se puede programar, monitorizar, medir…

Pero lo que no puede hacer, aunque a veces lo obviemos, es cambiar actitudes o favorecer el interés por determinadas cuestiones.

Por ello, soluciones tecnológicas que ofrezcan “poner a los empleados en primer lugar (…)” o cambiar la percepción del 40 % de los directivos que no piensan que la comunicación ofrezca valor a su negocio son inútiles.

Nunca fue tan sencillo hacer determinadas cosas.

Cambiar mentalidades y adaptarse al curso de los tiempos sigue siendo tan difícil como siempre.

En #comunicación, gracias a la tecnología, nunca fue tan sencillo hacer determinadas cosas. Cambiar mentalidades y adaptarse al curso de los tiempos no es una de ellas Clic para tuitear

Fotografía: Pexels 

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.