ID-100260035_optDecía Pablo Herreros en la reciente presentación del informe Perspectivas Wellcomm que buena parte de su trayectoria como consultor había transcurrido diciendo que no a las empresas.

Y ahí reside, a mi juicio, una de las principales fortalezas de un profesional de la comunicación, en decir que no cuando es preciso.

Sin sentido crítico, es muy difícil sobrevivir en un entorno como el actual.

Uno ha de ser el primer crítico y terrorista respecto a los propios conceptos, razonamientos e intuiciones, Rafael Martínez

Leía recientemente un artículo que ofrecía algunas pautas para trabajar con directores y responsables de empresas. Y precisamente mencionaba este punto, como uno de los destacados.

Citaba también, en orden inverso de cumplimiento 😉 :

  • La necesidad de dejar a un lado los egos (de eso en comunicación sabemos un poco; y qué decir del entorno político) porque en comunicación el protagonista está bastante alejado del emisor. Es más si se critica tu labor, acéptalo con humildad, escucha esas voces y analiza qué ha fallado.
  • Sé el primero en dar las malas noticias. Si algo ha salido mal, más allá de las responsabilidades, hemos de plantear lo que ha ocurrido, qué vamos a hacer para solucionarlo y cuándo.
  • Observa y aprende. Aunque en ocasiones presumimos de saberlo casi todo, todos sabemos que no es así. Aprovecha tu cercanía a compañeros con más experiencia o a personas con más responsabilidades.
  • Especialmente si gestionamos una crisis, vísteme despacio que tengo prisa. Mantén la calma, valora distintas opciones, reacciones y consecuencias y solo entonces actúa.
  • Sé consciente de qué decisiones dependen de ti. Qué puedes cambiar y qué no. En algunos entornos, la innovación no es siempre la mejor opción.
  • Y confía en tus habilidades, por algo eres el principal especialista en comunicación, ya sea dentro de una organización o como consultor externo. Si no, no te hubieran contratado o pedido opinión.

Y en este punto volvemos al principio, no tengas miedo a oponerte a una opinión mayoritaria, si te apoyas en conocimientos o experiencias. Estarás mucho más cerca de ganarte el reconocimiento ajeno.

Donde todos piensan parecido, ninguno piensa mucho, Walter Lippman

Eso sí, sin llegar al extremo del doctor Gregory House: Rechace las opiniones de los demás, incluso cuando opinen lo mismo que usted 😉

Fuente de la imagen: Freedigitalphotos

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.