Reconocimiento y motivación. Pequeños gestos que ofrecen excelentes resultados

People work for money but go the extra mile for recognition, praise, and rewards, Dale Carnegie

Parece clara una tendencia hacia el minimalismo. Los excesos, el derroche, la extravagancia material como fórmula de diferenciación cada vez goza de peor prensa.

Paralelamente, apreciamos, cada vez más, los pequeños gestos como algo valioso, delicado, único.

Así lo evidencian, también en el ámbito de la motivación y el reconocimiento, varios estudios que citaba recientemente este artículo de The Economist: The power of small gestures.

Una simple carta de agradecimiento personal de un superior mejora el desempeño laboral y aumenta la satisfacción y lealtad de los empleados.

Una simple carta de agradecimiento personal de un superior mejora el desempeño laboral y aumenta la satisfacción y lealtad de los empleados Clic para tuitear

Parece una fórmula sencilla.

Por desgracia, la falta de hábito, las urgencias del día a día y falta de sensibilidad lo convierten en algo inusual.

Según revelan estos estudios, la receta debe incluir los siguientes ingredientes:

  • El agradecimiento debe ser personal e inesperado

Buenas noticias para determinadas labores y profesionales, cuyas habilidades emocionales difícilmente podrán replicar -al menos en el corto plazo- las máquinas.

Las felicitaciones automáticas, por tu cumpleaños o aniversario en la empresa, son tan personales como una factura de la luz. Piénsalo.

  • Ha de incorporar un pequeño esfuerzo

Siempre es mejor una nota manuscrita que un correo electrónico. Y no hay comparación posible frente a un algoritmo.

  • Y debe ser un bien escaso, raro

Hemos de primar la calidad a la cantidad. No puede estar dirigido a todos y en todo momento.

Olvidemos incluirlo, por tanto, en nuestro más reciente proyecto de big data .

El problema con la motivación es que no es eterna. Requiere un entorno en el que florezca y nos permita ofrecer nuestra mejor versión.

Y si no, ya sabes, todos perdemos.

People often say that motivation doesn’t last. Well, neither does bathing — that’s why we recommend it daily, Zig Ziglar


Participo en PRODIGA!, el excelente programa formativo que ha diseñado Juan de Dios Orozco y que comenzará en septiembre.

Está dirigido a responsables de gabinetes de dirigentes políticos y empresariales, cuenta con plantel único de profesionales, y se articula en torno a 3 ejes: toma de decisiones, gestión de la comunicación y contexto político, económico y de seguridad.

Echa un vistazo al programa y si te interesa, coméntamelo. Por ir de mi parte, tendrás un descuento en el precio del curso.

PRODIGA!

 

Ilustración: Freepik

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.