Existen claras señales de que la confianza de las empresas en la comunicación interna (CI) aumenta, así como el respeto y el reconocimiento que recibe. Nuestra habilidad para diseñar estrategias a largo plazo y planificar con eficacia es, sin embargo, aún cuestionable.

Esta es una de las conclusiones del estudio The state of sector 2017 realizado por la consultora británica en comunicación interna Gatehouse.

Pese al sesgo geográfico (el 68 % de las organizaciones participantes son británicas) y de tamaño (más del 75 % de las 400 empresas consultadas tienen más de 100 empleados), ofrece un buena radiografía del estado de la comunicación interna y de su evolución en los últimos años. [En la encuesta participaron 451 profesionales que se identificaron en más de un 60 % como especialistas en CI].

  • (Solo) El 50 % de las empresas tiene un plan de comunicación interna.
  • El 20 % carece de cualquier tipo de planificación, de hecho el 40 % ignora el presupuesto que su organización dedica a la CI.
  • El principal obstáculo citado para el éxito de la CI es la falta de habilidades de los mandos intermedios. Pese a ello, solo el 38 % de las empresas ofrece formación.
  • Y entre las tres máximas responsabilidades de los profesionales de la CI se citan, por este orden: los anuncios corporativos (92 %), la promoción de los valores, estrategia y visión de la organización (90 %) y la apuesta por el compromiso de los trabajadores, el employee engagement (89 %). Si los anuncios corporativos (el interés de la empresa) se sigue anteponiendo al interés común (el de los trabajadores), algo falla.
  • El 54 % considera que los empleados carecen de un nivel de entendimiento suficiente sobre la estrategia de la empresa.
  • Dentro de las principales barreras para el éxito de la CI se cita, también, la falta de adecuación de la tecnología a los fines que se persiguen.
  • Solo el 43 % de las empresas que han introducido medios sociales en su estrategia de CI consideran que su grado de adopción y uso es positivo.
  • Y en cuanto a la medición, sigue muy centrada todavía en aspectos cualitativos (mensajes enviados, clics…) frente a los cambios de actitud, conducta o conocimientos que la comunicación interna puede, indudablemente, favorecer.

En definitiva

  • La apuesta por la comunicación interna como herramienta estratégica se ha revitalizado. El nuevo entorno social, digital, y el papel cada vez más protagonista de los empleados como imagen y fuente de legitimidad y reputación para las organizaciones lo ha facilitado.
El papel de los empleados como imagen y fuente de legitimidad y reputación facilita el auge de la #CI Clic para tuitear
  • Como se partía de un nivel de desarrollo relativamente bajo, las oportunidades son enormes.
  • Sigue faltando visión estratégica y planificación a largo plazo. Así lo muestran los escasos avances en formación, diseño de contenidos más atractivos (que primen los valores y la cultura corporativa frente a las notas institucionales) o medición de aspectos cualitativos.
  • El papel de los mandos intermedios, clave, continúa siendo más un obstáculo que una oportunidad de extender los beneficios de la CI a toda la organización.

La comunicación interna evoluciona (muy) favorablemente pero aún necesita mejorar (también mucho) 😉

La #comunicacióninterna evoluciona favorablemente pero aún tiene mucho que mejorar Clic para tuitear

2 Comentarios

  • María Alejandra
    Posted 12 junio 2017 06:49

    Interesantísimo! Amo la CI. Siempre en aras de fortalecer el trabajo por el otro. Gracias!

    • Luis Miguel Díaz-Meco
      Posted 12 junio 2017 08:21

      Muchas gracias, María Alejandra. Un cordial saludo!

Deja un comentario

Compartido