Preguntas que deberíamos hacernos antes de plantearnos qué comunicar

Para lograr influir o persuadir con un discurso o un texto es preciso plantearse previamente algunas cuestiones básicas.

Si hacemos las correctas, nos allanarán notablemente el camino y nos permitirán evitar errores, contratiempos y malentendidos.
Algunas pistas:
Planteamiento inicial
  • Tiempo (exposición, charla o discurso) o espacio (artículo, carta…) de los que disponemos y que queremos ocupar. La brevedad siempre es una virtud.
  • En el primer caso, hemos de tener en cuenta el tiempo que hemos de dejar para las preguntas o el debate posterior.
  • Si alguien nos va a presentar, siempre es deseable preparar un pequeño texto propio para minimizar las posibilidades de errores.
Público
  • ¿A cuánta gente te diriges? No es lo mismo una carta de pésame, -íntima, personal- que una charla para 500 personas o un artículo en un medio que pueden leer miles.
  • ¿Quiénes son? Es un público heterogéneo o tiene objetivos e intereses comunes y cercanos a los tuyos.
  • ¿Qué conocimiento tiene del tema del que vas a hablar o escribir? Nuestro tono, la elección de los elementos más destacados de nuestro mensaje, su profundidad… variarán completamente si se trata de un público neófito o especialista, muy interesado o que pasaba por allí, cautivo (en el caso de una charla o exposición) o al que es preciso atrapar (artículo en prensa o blog).
Objetivos
  • Por ello, los objetivos han de ser completamente diferentes dependiendo del tipo de público al que nos dirijamos.
  • Si tuvieras que elegir un solo argumento con el que quisieras que el público se quedara, cuál sería. Utilízalo como titular de entrada, desarróllalo posteriormente en el cuerpo y cierra nuevamente con la misma idea.
  • Qué otros argumentos importantes quisieras que tu audiencia recordara. Utilízalos en torno al principal, para reforzarlo, aunque sean independientes.
  • Y si en lugar de ideas, quisieras que el público se quedara con un sentimiento, una sensación, una emoción.Trasmítela, adorna todo tu mensaje con su esencia.
Si contemplamos todos estos puntos, seguro que las posibilidades de trasladar nuestro mensaje con mayor eficacia aumentan considerablemente.
Artículo basado en:
Otros artículos relacionados, en este mismo blog:

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.