No pienses en un elefante. Cómo elaborar un discurso creíble

El lenguaje más efectivo es el que clarifica, no el que oscurece. Frank Luntz
Tras la relectura del clásico de George Lakoff, No pienses en un elefante. Lenguaje y debate político, me ha parecido interesante extraer un decálogo sobre aspectos básicos de un discurso, aplicable tanto al ámbito político como a cualquier otro.
La inspiración y el espíritu pertenecen a Lakoff, el texto final y los posibles errores, al autor de este blog:
  • Trata con respeto a tu oponente. Sé honesto y evita los golpes bajos.
  • Apuesta siempre por un discurso civilizado. Evita los gritos. Mantén la calma. Si pierdes el control, tú también pierdes.
  • Actúa siempre a la ofensiva, nunca a la defensiva. Voz firme, comunicación no verbal acorde con nuestro discurso, optimismo y convicción.
  • No esperes poder convencer a todo el mundo pero utiliza todos tus recursos como si fuera posible.
  • Utiliza preguntas retóricas para enmarcar tu discurso y poder colocar tus mensajes clave.
  • Emplea historias que se adapten a tu marco. Prepáralas y utilízalas cuando sea oportuno.
  • Sé sincero. No mientas, nunca.
  • Prepara cada intervención como si de una ocasión única se tratara. Desconfía de la improvisación como de la peste y aplícate la máxima de un tal Winston Churchill: “Me he pasado toda la noche preparando la respuesta que tengo que improvisar mañana”.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Compartido