No es la comunicación, estúpido

Al contrario de lo que ocurre en otros muchos ámbitos, la comunicación política parece haberse aupado a los altares de la ciencia con un aura de infalibilidad. 

Si bien un buen número de empresas e instituciones prescinden u otorgan escaso valor estratégico a la comunicación, en política ocurre justo lo contrario. 

Parece una disciplina capaz de soslayar proyectos sin sustancia, candidatos sin carisma, ausencia de cercanía con la sociedad… 

No pasa nada, se nos dice; la clave está en la comunicación. 

Pues no, así de claro. La comunicación -como bien señala el lema de la Real Academia Española de la Lengua- limpia, fija y da esplendor pero no hace milagros.

No hay capacidad comunicativa que resista la ausencia de ideas y de valores, de ilusión y de compromiso, por mucho que algunos políticos y asesores se empeñen.

Podrán conseguir una victoria pero será efímera. 

La clave de un candidato, de un proyecto, de un partido está en realizar una apuesta filosófica que sobreviva a la coyuntura y se detenga en la estructura de lo realmente importante, como defiende Antoni Gutiérrez-Rubí en su obra Filopolítica [cuya lectura es enormemente recomendable y su descarga, gratuita].

De ella he extraído un decálogo de Hu Jintao (una prueba de que se puede enunciar con clarividencia el propósito y errar completamente en el camino), que resume perfectamente algunos de los elementos irremplazables de cualquier conducta personal y colectiva, especialmente en el ámbito político:

1. Patriotismo. Ama a tu patria, no la dañes.

2. Vocación pública. Sirve a la gente, no la abandones.

3. Conocimiento. Defiende la ciencia, no seas ignorante.

4. Trabajo. Trabaja duro, no seas perezoso ni odies el trabajo. 

5. Ayuda al prójimo. Mantente unido y ayuda a los otros, no te beneficies a costa de los demás.

6. Honestidad. Sé honesto y digno de confianza, no busques los beneficios a costa de tus valores.

7. Disciplina. Sé disciplinado y cumplidor de la ley, en lugar de caótico y sin leyes.

8. Sencillez. Conoce la vida sencilla y las dificultades, no te sumes a los lujos y los placeres.

————————

Otros artículos que han abordado una temática similar en este blog:

2 Comentarios

  • Antoni
    Posted 19 junio 2011 11:19

    Gracias por la referencia!

  • Luis Miguel Díaz-Meco
    Posted 19 junio 2011 21:01

    Un placer y muchas gracias por asomarte al blog.

    Un abrazo

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.