Estar preparado está sobrevalorado y hoy, además, estarlo siempre es casi imposible.

El mundo cambia a un ritmo sobre la que muchas veces ni reparamos.

Y, en concreto, en el ámbito de la comunicación se suceden con normalidad cambios, mutaciones, crisis…, que nos sorprenden. Y cuya velocidad y alcance amenazan con ir en aumento.

Ante cualquier situación novedosa, es normal sentirse un poco incómodo. Es más, si nada te incomoda porque continuas haciendo las cosas de igual manera, quizá sea el momento de cambiar.

Como la incomodidad no vamos a poder eliminarla, comienza antes de estar preparado.

Como la incomodidad no vamos a poder eliminarla, en #comunicación es conveniente comenzar antes de sentirnos totalmente preparados Clic para tuitear

Planificar qué hacer, realizar cálculos, anticipar escenarios… es conveniente pero cada vez contamos con menos margen.

Ciertas oportunidades hay que cogerlas al vuelo.

El diagnóstico perfecto, ¿saben ustedes cuál es? Es la autopsia, pero llega tarde. Federico Mayor Zaragoza

El temor (creciente) ante lo incierto, lo desconocido, debe ponernos en marcha, no paralizarnos.

Aprovecha tu bagaje, tu experiencia, tus conocimientos…, pero no aspires a sentirte siempre preparado.

Aprovecha tu bagaje, tu experiencia, tus conocimientos…, pero no aspires a sentirte siempre preparado. Es muy posible que ya nunca lo estés Clic para tuitear

Es muy posible que ya nunca lo estés, al menos totalmente.

Siempre que te pregunten si puedes hacer un trabajo, contesta que sí y ponte enseguida a aprender cómo se hace. Franklin D. Roosevelt


Artículo relacionado:

Comunicación y desafío tecnológico, cómo vencer el miedo

Foto de portada: Unsplash

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.