Los primeros efectos del 15M. Algo comienza a moverse

Alejados de los focos de algaradas, agresiones y tumultos varios y como resultado del eco que provocan las pacíficas y sensatas movilizaciones ciudadanas, esta última semana se han comenzado a intuir varios movimientos en el ámbito político muy interesantes: 

El hecho de que puedan haber parecido ensombrecidos por los incidentes provocados por personas que solo se representan a sí mismas no debe llevarnos a ignorar su importancia, su enorme valor simbólico y la quiebra que suponen en estructuras hasta ahora casi herméticas.


De hecho, la mayor parte de los partidos políticos, el colectivo más directamente afectado por las protestas, han aprovechado la coyuntura para desprestigiar al movimiento 15M y con él, a todo lo que representa.

Una sinécdoque que revela su propia incapacidad para ver qué hay realmente detrás, de dónde procede la indignación y, lo que es realmente importante, cómo se puede corregir, cómo puede la política y sus protagonistas evolucionar para ponerse a la altura de las reivindicaciones ciudadanas.

Hay que ser optimistas porque, tal y como expresó magistralmente Cervantes: «Sancho, si los perros ladran es señal de que avanzamos».

————————————–

Si te ha gustado este artículo, quizá te interesen otros artículos que han abordado una temática similar en este mismo blog:

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.