Érase una vez un término casi tan desprestigiado por su (mal)uso como la política.

Todos lo invocaban para casi cualquier cosa. Y la teoría todo lo resistía; eso sí, en la práctica se veían sus burdas costuras.

Si de verdad queremos apostar por la transparencia como valor, evita estos errores habituales:

  • Ocultar información. Las responsabilidades individuales y colectivas, las expectativas, incluso la marcha de la empresa son patrimonio de todos.

No olvides la regla de oro (de la vida): ofrece siempre el trato que te gustaría recibir: si quieres compromiso, ofrece compromiso; si quieres sinceridad…

No olvides la regla de oro (de la vida): ofrece siempre el trato que te gustaría recibir: si quieres compromiso, ofrece compromiso; si quieres sinceridad... #comunicación #transparencia Clic para tuitear

En una empresa en la que trabajé se ofrecía un bonus a finales de año, de acuerdo con los resultados del departamento. El problema surgía en cómo se compartía la información sobre la marcha de los objetivos. No existía. Primero intuías y luego confirmabas que el bonus dependía exclusivamente del criterio o humor del responsable del departamento, porque nosotros nunca conocíamos las cifras. Resultado, el contrario del que se perseguía: desmotivación, desidia y una pérdida absoluta de confianza.

  • Que las herramientas no sustituyan a una conversación cara a cara, especialmente para temas sensibles, importantes, para diluir problemas…
  • Ofrece siempre alternativas para conocer la opinión de los trabajadores, sobre cualquier tema. Algo tan trivial como una encuesta periódica puede permitirnos mejorar el clima laboral, detectar problemas o introducir mejoras en nuestros procesos.

Si la empresa se ha embarcado en un gran proyecto, por qué no premiar las mejores ideas que lleguen desde el interior de la organización. Ofrece un altavoz, quizá te sorprendas de la calidad del tono que recibes.

  • En una época como la actual, se precisa flexibilidad y capacidad de adaptación. Apuesta, pues, por la autonomía y da oportunidades de crecimiento profesional. Confía y te verás recompensado.
  • Especialmente cuando se avecinen tiempos turbios o tengas que trasladar malas noticias apuesta por la transparencia.

Bad news isn’t wine. It doesn’t improve with age, Colin Powell

MORALEJA

La transparencia total es un absurdo y un imposible. Pero -como ocurre con la comunicación- bien gestionada nos permite modular el qué, el cómo, el cuándo…

La transparencia total es un absurdo y un imposible. Pero -como ocurre con la #comunicación- bien gestionada nos permite modular el qué, el cómo, el cuándo... Clic para tuitear

Y ofrece, siempre, resultados.


Enlaces relacionados:

La mejor ‘cesta’ de Navidad: una empresa reparte 9 millones entre sus empleados

9 ways to foster workplace transparency

No esperes a una crisis para fortalecer tu reputación interna

Fotografía de Unsplash

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.