La comunicación empresarial en 10 pasos. Mitos y errores

Pese a ser la génesis de cualquier proceso posterior, solemos olvidar algunos aspectos de la comunicación personal por su carácter cotidiano y casi rutinario.

Observar una serie de reglas básicas nos puede facilitar, sin embargo, un acervo notable para desenvolvernos con seguridad y soltura en cualquier entorno profesional.

El consultor Gordon Adler nos facilita algunas de estas claves en un artículo publicado en Harvard Deusto Business Review en 2008.

En la primera de las dos entradas sucesivas que vamos a dedicar a este tema, me gustaría detenerme en los cinco mitos que apunta Adler con relación a la comunicación del liderazgo:

1. Las palabras contienen un significado fijo. Idea errónea ya que hemos de tener en cuenta que «son las personas quienes atribuyen un significado a las palabras«. Por ello hemos de esforzarnos, siempre, en ser precisos, exactos y sinceros porque «cuanto más sabemos sobre un tema, más difícil es comprender qué se siente al no saber lo que sabemos«. En resumen, tal y como desmenuzó magistralmente Einstein, «No entiendes realmente algo a menos que seas capaz de explicárselo a tu abuela«.

2. Información es igual a comunicación. Sólo se puede hablar de comunicación cuando se alcanza determinado grado de similitud entre el mensaje emitido y el recibido.

3. La comunicación es un producto que se puede controlar desde el emisor. Es el receptor el que realmente comunica, por ello la escucha reiterada es siempre tan importante en cualquier proceso comunicativo.

4. Los buenos oradores son buenos comunicadores. Desconfía del orador profesional; estará tan preocupado de su actuación que no se preocupará del público al que se dirige. Los comunicadores efectivos escuchan, eligen el medio adecuado, adaptan el mensaje a los conocimientos y necesidades del público y expresan sus sentimientos de forma clara y concisa con un lenguaje comprensible. Casi nada.

5. Las emociones no tienen cabida en la comunicación empresarial. Los mensajes se fijan con mucha más facilidad en la audiencia si se apela a las emociones: pon un buena historia en el mensaje y elimina algunas transparencias de Powerpoint. La efectividad del mensaje y el público nos lo agradecerán.

Mañana analizaremos, a partir del texto de Adler, los 10 pasos que nos pueden ayudar a definir un plan de comunicación personal para lograr una mayor influencia.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.