Como sucede con cualquier cambio tecnológico trascendental, los individuos, las empresas y las instituciones que lo experimentan en toda su intensidad se sienten abrumados por él, debido a que desconocen cuáles serán sus efectos

Una tecnología de comunicaciones digitales que ya es una segunda piel para los jóvenes, mientras que, por otro lado, alimenta los temores y las fantasías de los que siguen gobernando una sociedad que ya apenas comprenden

Manuel Castells

Leía recientemente una colección de ensayos del portal OpenMind del BBVA sobre cómo internet está cambiando nuestras vidas.

Y por encima de todos, me gustó especialmente el dedicado por Manuel Castells al impacto de internet en la sociedad, una cuestión sobre la que se opina demasiado y sobre la que existen, aún, muchas más dudas que certezas.

Me gustaría destacar algunas conclusiones al hilo de recientes estudios:

Sociabilidad y responsabilidad cívica

Las personas más sociables son las que más utilizan internet. Y cuanto más usan internet los individuos, más aumentan su sociabilidad dentro y fuera de la red, su responsabilidad cívica y la intensidad de sus relaciones con familiares y amigos.

Felicidad y bienestar personal

El uso de internet reafirma a las personas, al intensificar su sensación de seguridad, libertad personal e influencia, factores todos ellos que tienen un efecto positivo sobre la felicidad y el bienestar personal.

Mayor autonomía

Avanzamos hacia una sociedad de individuos asertivos y con libertad cultural al margen de las barreras impuestas por rígidas organizaciones sociales heredadas de la era industrial.

Frente a la manipulación y el control, la autocomunicación

Los aparatos ideológicos y los medios de comunicación de masas han sido y siguen siendo herramientas útiles para manipular la comunicación y afianzar el poder. Pero, desde su aparición, la nueva cultura de la autonomía ha encontrado en las redes de comunicación por internet y telefonía móvil un medio incomparable de autocomunicación y autoorganización de masas.

Un nuevo paisaje de cambio social y político

La proliferación de redes horizontales de comunicación ha generado un nuevo paisaje de cambio social y político, a través de un proceso de desintermediación de los controles gubernamentales y corporativos sobre las comunicaciones. Este es el poder de la red, por el que los actores sociales construyen sus propias redes según sus propios proyectos, valores e intereses. Las consecuencias de este proceso son impredecibles.

Una red, como soporte de la sociedad actual

Internet, la red mundial y una variedad creciente de redes que operan sobre plataformas inalámbricas constituyen la infraestructura tecnológica de la sociedad red, al igual que la red eléctrica y el motor fueron el soporte del modelo de organización social de la sociedad industrial.

Puedes leer el libro completo, en varios formatos, en este enlace.

Este blog cumple hoy, 23 de junio de 2014, 4 años.
Gracias a todos los que en alguna ocasión os habéis asomado a él. Sin vosotros, ninguno de los 313 artículos publicados tendría sentido.
 

———————-

Artículo relacionado:

 
 

3 Comentarios

  • María de la Serna
    Posted 23 junio 2014 08:48

    ¡Enhorabuena por esos 4 añazos! Es un blog la mar de instructivo y siempre muy interesante.
    Un saludo

    • Luis Miguel Díaz-Meco
      Posted 23 junio 2014 08:55

      Muchísimas gracias por tus palabras, María.

      En mi caso, el blog es un auténtico placer que se disfruta siempre más en compañía.

      Un cordial saludo!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Compartido