id-100261418_optEn una gran mayoría de las empresas la motivación de los empleados es una cuestión delicada.

Las estadísticas varían pero el tono es uniforme: en torno a dos tercios de los trabajadores no encuentran la motivación suficiente para realizar su labor diaria. Y en un contexto tan cambiante y exigente como el que vivimos, se trata de un grave problema.

¿Cuáles suelen ser las razones de esta falta de sintonía entre los propósitos de las organizaciones y el desempeño de sus empleados?

Falta de reconocimiento

Hace ya tiempo que el dinero dejó de ser el elemento central de reconocimiento. Los empleados necesitan sentirse valorados y reconocidos.

Es importante celebrar el trabajo bien hecho, los pequeños triunfos diarios y todas aquellas conductas que contribuyan a la mejora individual y colectiva.

Recuerda que en psicología se ha estudiado con detalle la llamada regla de la reciprocidad que nos obliga a devolver aquello que recibimos.

En sentido inverso, conviene ser firme frente a la mediocridad o la falta de compromiso con el trabajo. Si todo vale, estaremos asestando un golpe de muerte a la motivación del resto de empleados.

Mala comunicación

Se necesitan unas claras expectativas sobre qué se espera de cada trabajador y de cada labor, y cómo encaja en el proyecto global de la empresa.

A qué jugamos, cómo se juega y cuál es mi papel en el juego.

Ausencia de libertad y autonomía

Los empleados necesitan un margen de autonomía que les permita tomar sus propias decisiones, incluso equivocarse, sin sentir el aliento constante de un superior.

Existen pocas conductas más desmotivadoras que precisar la aprobación constante ante cualquier iniciativa. [En algunos entornos se llega a la esquizofrenia de no permitir la iniciativa individual para luego quejarse de que no se produzca].

Hay vida más allá del trabajo

Cada día más, por la nueva filosofía de los más jóvenes en torno al trabajo, la jornada laboral ordinaria se ve como una actividad más de tu vida, no como la central y (casi) única. Favorecer las ambiciones personales y profesionales y alentarlas es una apuesta segura en favor de la motivación y la productividad.

¿Y qué hacen algunas empresas excelentes para fortalecer su cultura empresarial y la motivación y compromiso de sus empleados?

  • Si apuestas decididamente por unos empleados felices, obtendrás, sin duda, clientes felices. Zappos, por ejemplo, ofrece 2 000 dólares a los empleados que tras la primera semana de formación sienten que ese trabajo no es para ellos. Aunque el grado de aceptación es mínimo, la empresa se asegura de que todos conocen sus valores centrales y se esfuerza posteriormente por utilizar una parte de su presupuesto en la promoción de la cultura corporativa y creación de sólidos equipos.
  • Si las reglas están claras, los empleados se sienten respaldados en ir un poco más allá. Es lo que hace la aerolínea Southwest Airlines, favoreciendo que sus empleados tomen la iniciativa para favorecer una excelente experiencia a los clientes.
  • Si creas un entorno de trabajo plano (con pocos niveles de cargos directivos) , abierto y creativo y te aseguras de que los empleados puedan hacer oír su voz, esa libertad y poder se traducirán muy probablemente en confianza, tal y como ha hecho la empresa Squarespace.
  • Si quieres potenciar la creatividad de tus empleados, tienes que ofrecer las condiciones necesarias. Con confianza, libertad, formación continua y una cultura empresarial que favorezca la toma decisiones y cierto riesgo sin temor a represalias. Es el caso de Adobe.

No se trata, en absoluto, de una labor sencilla. Favorecer la motivación de los empleados para mejorar el desempeño individual y los resultados colectivos es un trabajo que requiere una estrategia firme y constancia.

En comunicación, por desgracia, opera la misma lógica.

Enlaces relacionados:

Fuente de la imagen: Freedigitalphotos

2 Comentarios

  • Mister Hello
    Posted 28 noviembre 2016 23:04

    Buen artículo como siempre Luis. Por desgracia en muchas empresas estamos en la fase de "no me motives, con no desmotivarme es suficiente…". Un saludo.

    • Luis Miguel Díaz-Meco
      Posted 28 noviembre 2016 23:12

      Muchas gracias, José Manuel. Desgraciadamente hay aún una amplia cultura empresarial, corta de miras y de luces, que piensa que el sueldo ha de ser suficiente motivación.

      Y tal y como comentas, en algunos entornos bien puedes dar gracias si, al menos, no se desincentiva la iniciativa y la motivación.

      Un cordial saludo!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.