Jugarse la piel, Nassim Nicholas Tabeb

 

Nassim N. Taleb es un autor que no deja indiferente. Crítico hasta la extenuación, tiene la virtud de agitar el debate y obligarte a pensar, a replantearte muchas ideas que asumías como lógicas y que quizá no lo sean tanto.

En su última obra explica qué es jugarse la piel y por qué deberíamos confiar únicamente en aquellas personas y actividades que lo hagan.

Las rozaduras en la piel guían tu aprendizaje y tu descubrimiento, por eso no podemos separar el conocimiento de su contacto con el suelo.

Y por ello califica a los emprendedores como los héroes de nuestra sociedad.

Es inmoral oponerse al sistema de mercado y no vivir en una choza o una cueva situada bien lejos del mercado.

Defender la verdad cuando es impopular es algo más que una virtud, porque te cuesta algo: tu propia reputación.

La gente que pisa el terreno y se juega la piel no está interesada en la geopolítica ni en los grandes principios abstractos.

Simetría

Voy al funeral de los demás para que ellos vengan al mío, Yogi Berra

En términos filosóficos sería (Inmmanuel Kant): Condúcete como si tus actos pudieran generalizarse a la conducta de cualquier persona en cualquier parte y bajo cualquier condición.

Y en otros más mundanos (Tony el gordo): Empieza siendo agradable con cualquier persona que te encuentres; pero si alguien intenta ejercer la fuerza sobre ti, ejércela tú sobre él.

Porque equivocarse no cuenta cuando no implica coste alguno. De hecho, los arquitectos hoy construyen para impresionar a otros arquitectos, y al final acabamos con estructuras extrañas -e irreversibles- que no satisfacen el bienestar de sus residentes.

Honor

El éxito consiste en llevar una vida honorable.

El malvado toma el camino corto, el virtuoso el largo. Tomar atajos es deshonesto.

Leer dos veces el mismo libro es más útil que leer dos libros distintos una sola vez.

Como bien sabían los romanos, uno elogia alegremente una mercancía cuando quiere librarse de ella

Ética

Lo ético siempre es más sólido que lo legal.

Con el tiempo, lo legal acaba convergiendo con lo ético, nunca a la inversa.

Las leyes vienen y van; la ética permanece.

¿Hasta qué punto pueden disponer de información diferente el vendedor y el comprador de un producto? La asimetría equivale al robo.

La política más eficaz y más libre de vergüenza es la transparencia máxima.

 La intolerancia, como amenaza

Los valores morales de la sociedad no se forman merced a una evolución del consenso. Al contrario.

La persona más intolerante es la que impone la virtud en los demás precisamente por su propia intolerancia. [Algo que funciona en los dos sentidos, tanto para lo bueno como para lo malo].

¿Puede una sociedad que ha decidido ser tolerante mostrarse intolerante con la intolerancia?, Karl Popper

Deberíamos, pues, ser más intolerantes con algunas de esas minorías intolerantes.

Los mercados, por ejemplo, no son la suma de sus participantes. Los cambios en los precios son un reflejo de la actividad de los compradores y vendedores más motivados.

Es preferible tener un ejército de ovejas dirigido por un león que un ejército de leones dirigido por una oveja, Alejandro Magno

Un pequeño grupo de ciudadanos resueltos puede llegar a cambiar el mundo. Ya que las revoluciones son indiscutiblemente obra de una minoría obsesiva.

La sociedad no evoluciona por consenso.

Los intolerantes se impondrán sobre los tolerantes; por eso hay que parar el cáncer antes de que metastatice.

Sé, haz y -solo entonces- comunica

Actúa en lugar de hablar. Y que tus actos precedan a tus palabras

La locura de las multitudes

La locura es rara en los individuos, pero es la regla en grupos, partidos y naciones.

Exceso de confianza

Confiado, lo perdí todo; desconfiado, lo conservé todo.

Una historia sobre nuestras incongruencias

Un banquero neoyorquino de vacaciones en Grecia habló con un pescador y, tras examinar su trabajo, le elaboró un esquema para ayudarle a convertir su actividad en un gran negocio. El pescador le pregunta cuáles son los beneficios; el banquero le responde que podrá hacer un montón de dinero en Nueva York y veranear en Grecia; algo que al pescador le parece absurdo, pues él ya está haciendo el tipo de cosas que hacen los banqueros de vacaciones en Grecia.

¿Por qué los cirujanos no deberían parecer cirujanos?

Riesgo y racionalidad

Primero actúa la supervivencia; después, la verdad, la comprensión y la ciencia.

Primum vivere, deinde philosophare. Primero vivir; luego, filosofar

Dar saltos desde lo alto de un banco será bueno para ti y para tus huesos, pero caer desde la planta veintidós no lo será. Podrás sacarle partido a las heridas pequeñas, pero no a las grandes, porque dejan efectos irreversibles.

Cada uno de los riesgos que asumes como individuo reduce tu esperanza de vida.

Que no haya, pues, opinión sin consecuencias.

Nada sin jugarse la piel.


Otras reseñas en este mismo blog de libros publicados por Taleb:

Fuente de la imagen: Freedigitalphotos

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.