II Jornadas de Comunicación desde las Administraciones Públicas. 12 y 13 de noviembre de 2018. Calvià (Mallorca)

A pesar de su mala prensa, existen infinidad de iniciativas que buscan mejorar la función pública.

Y se trata, en muchas ocasiones, de apuestas individuales, personales, de profesionales que creen en determinados valores y en la necesidad de compartir experiencias y aprendizajes.

La pasada semana se celebraron en Calvià (Mallorca) las II Jornadas de Comunicación desde las Administraciones Públicas.

Invitado por Novagob, la red social para la innovación en el sector público, tuve ocasión de conocer a muchos de estos profesionales que, desde la comunicación, tratan de mejorar profesionalmente y de hacer avanzar a sus organizaciones.

Participé en un debate a dos, junto a Patrìcia Plaja, Jefa de Comunicación de los Mossos d’Esquadra (la policía autonómica catalana), sobre Comunicación efectiva en redes sociales: humanización vs. robotización.

Encargado de defender la necesidad de adaptarnos a un entorno en pleno cambio y en aprovechar todas las ventajas que nos ofrece la robotización, estas fueron algunos de los argumentos que compartí:

  • El futuro, ya el presente, apunta a un equilibrio entre personalización (humanización máxima) y automatización (mecanización de determinados procesos). De hecho, los seres humanos somos insustituibles, todavía, en muchas labores, pero somos prescindibles, y es bueno que lo seamos, en otras muchas: más mecánicas, repetitivas…
  • Esta integración, más allá de temores injustificados de hacernos menos humanos, debe tener la virtud de aumentar nuestra inteligencia como individuos y lograr una humanización de la tecnología.
La robotización aumenta nuestra inteligencia como individuos y logra una humanización de la tecnología; tiene la capacidad además de hacernos mejores profesionales de la #comunicación Clic para tuitear
  • Los equipos o personas que sean capaces de integrar la tecnología en su trabajo se convertirán en mejores profesionales de la comunicación y serán capaces de ofrecer una mejor atención al ciudadano.
  • Porque la apuesta por la tecnología es inevitable, es un deber y casi una obligación de mejora. Y la personalización como tendencia, especialmente en el ámbito de la comunicación, depende en buena medida, y aquí está la ironía, de la robotización.

El diálogo íntegro puedes verlo a continuación:

Por la tarde, el mismo día 12, formé parte de una sesión sobre la Publicidad online en la Administración pública ¿Más eficaz? ¿Más participativa? ¿Más transparente?, junto a Beatriz Martínez, Laura Duran y Juan Abarca.

Las principales aspectos que defendí fueron:

  • La publicidad online es ya hoy mucho más eficaz, y más barata, que la realizada en formatos tradicionales.
  • El problema de las administraciones públicas es que hemos de normalizar su uso.
  • Pese a la concepción aún muy extendida, también desde el entorno público estamos estamos obligados a vender, a difundir contenidos interesantes para los ciudadanos. Si es relevante e interesante, hemos de comunicarlo. Y la publicidad es un canal más, muy útil para determinado tipo de contenidos.
Desde el entorno público estamos estamos obligados a vender, a difundir contenidos interesantes para los ciudadanos. Si es relevante e interesante, hemos de comunicarlo. Y la publicidad es un canal más Clic para tuitear
  • Respecto a su posible regulación, mi apuesta va más por la profesionalización de los equipos de comunicación.
  • Se planteó además la conveniencia o no de seguir una estrategia diferente respecto a las empresas privadas. A mi juicio, si cambiamos la rentabilidad económica por la social, podemos aprovecharnos (casi literalmente copiar) de las experiencias e iniciativas que ya han funcionado en otros entornos.
  • Se trata, indudablemente, cada día menos de una opción.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Compartido