El monje que vendió su Ferrari. La felicidad, una actitud ante la vida

        El propósito de la vida es una vida con propósito.

Ante los comentarios elogiosos cosechados por la primera entrada de este blog en 2012 (La buena crisis. Recetas para enfrentarnos a las crisis y salir reforzados), me he venido arriba y me he propuesto compartir reseñas de libros que considere interesantes aunque se alejen de la temática central de este espacio: la comunicación.

Prometo, no obstante, venirme abajo y dejar de hacerlo en el caso de que las alabanzas se tornen críticas 😉

He leído recientemente El monje que vendió su Ferrari, una parábola sobre la búsqueda de la felicidad y el sentido de la vida que me ha resultado muy interesante.

[El autor, Robin S. Sharma, es toda una celebridad en las redes sociales con más de 91.000 seguidores en Twitter y más de 160.000 en Facebook].

Su estilo es infame y su calidad literaria, mediocre, siendo generosos, pero ofrece –en mi opinión- muchas enseñanzas, guiños y claves que sería preciso que aplicáramos a nuestra vida diaria para tratar de ser un poco más felices.

ÉXITO
El éxito externo no significa nada a no ser que tengas éxito interno.

Hay una enorme diferencia entre beneficio y bienestar.

FRACASO
(…) El fracaso, sea personal, profesional o incluso espiritual, es necesario para la expansión de la persona. Aporta un crecimiento interior y un sinfín de recompensas. Nunca lamentes tu pasada. Acéptalo (…).

El fracaso es no tener el coraje de intentarlo.

Cada flecha que da en la diana es el resultado de 100 flechas erradas.

IGNORANCIA Y CONOCIMIENTO
En nuestra sociedad etiquetamos al ignorante como débil. No obstante, quienes expresan su falta de conocimientos y buscan instruirse encuentran el camino del esclarecimiento antes que los demás.

La tradición zen habla de la mente del principiante: quienes están abiertos a nuevos conceptos son siempre los que alcanzan niveles más altos de realización.

No tengas el menor reparo en preguntar lo que sea, por más básico que parezca. Las preguntas son el modo más efectivo de suscitar el conocimiento.

LÍMITES
Los únicos límites son aquellos que tú mismo te pones.

Fíjate en los niños pequeños. No tienen límites. Su mente es un exuberante panorama de posibilidades. Adecuadamente cultivada, los llevará a la grandeza. Llena de negatividad, a la mediocridad.

Ninguna experiencia, sea hablar en público, pedir un aumento de sueldo o pasear por la playa a la luz de la luna, es en sí misma dolorosa o placentera. Es tu pensamiento quien la hace una cosa u otra.

MENTE
El 99% de los pensamientos se repiten cada día. Hay que acabar con la tiranía del pensamiento empobrecido.

Las cosas se crean dos veces: primero en la imaginación y luego en la realidad.

OBJETIVOS
El propósito de la vida es una vida con propósito.

Si no sabes siquiera adónde vas, ¿cómo saber si has llegado?

OPORTUNIDAD
Cuando el alumno está listo, aparecen los maestros.

PROBLEMAS
Todos los problemas a los que uno se enfrenta se han planteado ya anteriormente. ¿Crees de verdad que los desafíos a los que te enfrentas son únicos?

RECOMPENSA
El que más siembra («sirve» en el original) más cosecha, emocional, física, mental y espiritualmente.

SUPERACIÓN PERSONAL
No hay nada noble en ser superior a otra persona. La verdadera nobleza radica en ser superior a tu antiguo yo.

No caigas en el hábito de medir tu valía en función de la valía de los demás. Cada segundo que inviertes pensando en los sueños de otro, te estás apartando de los tuyos.

REGLA DEL 80-20. Principio de Pareto
El 80% de los resultados que obtienes en la vida viene de solo el 20% de las actividades que ocupan tu tiempo.

Solo el 20% de lo que hagas tendrá influencia sobre la calidad de tu vida.

VIDA
Creemos estar despiertos pero en realidad nos pasamos la mayor parte de nuestra vida dormidos.

VIVE CADA DÍA, COMO SI FUERA EL ÚLTIMO

Aprende más, ríe más y haz lo que realmente te encanta hacer.

2 Comentarios

  • maribel
    Posted 14 mayo 2012 01:46

    la verdad a mi si me encanto el libro, pese a lo que tu digas es un libro que me ayudo cuando lo necesitaba

  • Luis Miguel Díaz-Meco
    Posted 14 mayo 2012 05:14

    En la reseña comento, Maribel, que el libro «me ha resultado muy interesante» y que «ofrece muchas enseñanzas, guiños y claves que sería preciso que aplicáramos a nuestra vida diaria para tratar de ser un poco más felices».

    Otra cosa es el estilo y su calidad literaria, bastante mediocres, siempre según mi opinión.

    En cualquier caso, por si no me he explicado bien, El monje que vendió su Ferrari es una obra muy recomendable de la que he extraído valiosas enseñanzas.

    Gracias por el comentario Maribel. Un saludo

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.