88 peldaños_opt

El éxito tiene muchos padres, el fracaso solo deja huérfanos

Leía hace unos días en el blog de Carlos Salas su propuesta como personaje del año para Anxo Pérez, un emprendedor gallego con cinco titulaciones universitarias, que habla nueve idiomas y ha revolucionado el aprendizaje del chino con su método 8 belts. [Puedes leer el resto de su excepcional trayectoria en el enlace inicial].

Ese fue el motivo de acercarme a su obra Los 88 peldaños del éxito, cuyos beneficios además se destinan a un orfanato chino.

El número final de peldaños es irrelevante, bien podrían haber sido algunos menos, pero supongo que se trata de un guiño a la simbología del número 8 en la cultura china.

En cualquier caso, y a pesar de que el contenido me ha parecido poco original, creo que realiza un sobresaliente resumen de las enseñanzas de otros autores como Dale Carnegie, Robin S. Sharma o Stephen R. Covey, entre otros. Como por ejemplo:

  • Contra el miedo solo existe un antídoto: la acción. Podemos hablar del precipicio, reflexionar sobre él o medirlo, pero al final lo que cuenta es saltarlo. Además tiene la capacidad de transformar tu manera de pensar, ver, entender, asimilar…
  • Anticípate a los problemas y los empequeñecerás, de ahí la importancia de la prevención, clave por ejemplo en la comunicación de crisis.
  • Lo importante en la vida es aquello que no te pueden robar: las personas, el conocimiento, las experiencias.
  • Ten confianza en ti mismo para alcanzar el éxito. Ten humildad para poder mantenerte en él.
  • Para mejorar el mundo no es necesario resolver ni todos sus problemas ni todo de un problema. Sacar de la pobreza a un pobre resuelve el 0 por ciento de la pobreza mundial, pero el 100 por ciento de la suya.
  • Si quieres ser un buen médico, no pienses como un médico sino como un paciente. Si te dedicas a la comunicación, ponte en la piel -siempre- de la persona a la que te diriges.
  • Sonríe más, piropea más, cae mejor. No por lo que ganas cuando lo haces, sino por ti mismo, por el beneficio que te genera.

Cuando hago el bien me siento bien, cuando hago el mal me siento mal. Esa es mi religión. Abraham Lincoln

Ninguna buena obra queda impune. Anónimo

  • Hay que tener poca prisa por prometer y mucha por cumplir. De este modo podrás superar las expectativas y ofrecer más de lo que esperan de ti.
  • Da a cada detalle, cosa, la atención que se merece. Si tomas tres helados de golpe, tendrás dolor de estómago. Si tomas uno cada día, tendrás tres placeres.
  • Una de las pocas inversiones que salen rentables siempre es la educación. Invierte en ella, porque el conocimiento no hace que tu vida sea más larga, pero sí más ancha.
  • Si eres el primero y remas como primero, podrás ganar o no. Si eres el primero y sigues remando como si fueras el último, ganarás seguro.

Excelentes pautas, aunque no conviene deseñar un ingrediente con mala prensa y que casi siempre se obvia:

Éxito = talento + suerte. Gran éxito = un poco más de talento + un cúmulo de suerte, Daniel Kahneman

Puedes leer otras reseñas realizadas en los casi cinco años del blog en el siguiente enlace.

Fuente de la imagen destacada: Freedigitalphotos

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Compartido