Decálogo para una comunicación más eficaz

Uno de los secretos del éxito de Steve Jobs, al margen de su inmenso talento, residía en su capacidad de comunicación.
Al hilo de un reciente artículo, publicado en el portal Topcomunicación sobre el libro de Carmine Gallo “The presentation secrets of Steve Jobs”, me gustaría elaborar un decálogo con algunos aspectos básicos para siempre deberíamos tener presentes para que nuestro discurso gane en eficacia:
  • Ordena las ideas y, a ser posible, redúcelas a una sola (como un titular, por ejemplo). Esta circunstancia facilitará enormemente la articulación y desarrollo posterior del discurso.
  • Prepara tu texto, artículo, exposición… Y cuando hayas terminado vuelve a comenzar. No dejes nada a la improvisación.

  • Escucha con atención. Antes, durante y después. Los errores, imprevistos, problemas… deben servirnos de aprendizaje.
  • Elabora un buen inicio y termina con un mejor final. Está comprobado que son los momentos en los que nuestra audiencia nos presta mayor atención.
  • Apuesta siempre por la sencillez y la brevedad. Si podemos decirlo en una frase, por qué utilizar dos.
  • Vende sueños, no productos. Ilusiona, apela a los sentimientos y no tanto a la razón.
  • Incluye historias, anécdotas, experiencias personales… que logren captar la atención del público y le predisponga a la influencia deseada.
  • Y sé fiel a ti mismo. Compórtate con naturalidad; un error, un desliz, un olvido… se pueden transformar en un chiste, en un momento distendido. [De este modo, algunas personas han descubierto que el autor del discurso era humano].
 —————————

Enlaces relacionados: 

Deja un comentario

Compartido