¿De verdad es tan importante la comunicación no verbal?

Si bien comparto que no hay una segunda oportunidad para causar una primera buena impresión, rechazo la enorme importancia que muchos expertos conceden a la comunicación no verbal.

Puedo compartir su trascendencia en ocasiones muy particulares: ante una primera cita (quizá no haya ocasión de la segunda), en una entrevista de trabajo… pero me cuesta racionalizar que el 93% de la imagen que proyectamos provenga de aspectos no verbales, ya sean gestos, posturas, tono de voz… Sobre todo en casos de una relación continuada: un político con su electorado, una persona pública con su audiencia, un jefe con sus empleados o una mera relación familiar.

En cualquier caso, como doctores tiene la iglesia -y así le va, por otra parte- he recogido una excelente reflexión que propone el History Channel sobre los secretos del lenguaje corporal en la política (si bien podría igualmente aplicarse a cualquier otro ámbito de la comunicación), que he descubierto en el blog de Todo marketing político, a través de Luis Arroyo.

Nótese que para desentrañar las claves del uso de la comunicación no verbal, tres expertos devoran horas de vídeo de líderes mundiales y personajes públicos, cuya significación en buena medida pasaría desapercibida para los no iniciados, al contemplar las imágenes una sola vez.

Como no se trata de una cuestión de fe y sesudos estudios científicos demuestran la importancia que tiene la comunicación no verbal, voy a trasladar una serie de pautas de obligado cumplimiento para que al menos nos ganemos el derecho a ser escuchados.

La mayor parte de ellas las he obtenido del Manual de Comunicación Personal. Recomendaciones de un portavoz de Juan Quesada.

Posición del cuerpo

  • Firme, erguida, a la vez que relajada
  • Reparto proporcional del peso sobre ambas piernas
  • Apoyo de los pies de un modo seguro, con las puntas separadas en un ángulo de 45º.
  • Hombros sueltos, ni caídos ni exageradamente alzados
  • El cuerpo no debe buscar apoyos
  • Naturalidad de movimientos y gestos
  • Brazos sueltos (no colgando) a lo largo del tronco
  • Manos, siempre abiertas y visibles
  • Si estamos sentados, dirigirnos ligeramente hacia el interlocutor, sin cruzar los brazos

Gestos

  • Evitar los tics y los gestos reiterados (tocarnos el lóbulo de la oreja, atusarnos el pelo…)
  • En las distancias cortas, el orador debe optar por gestos más suaves ya que de otro modo podría dar la sensación de exageración o nerviosismo
  • Hemos de mirar siempre a los ojos de nuestro interlocutor. Si nos dirigimos a públicos muy numerosos, localizar a varias personas en distintos puntos (con los que abordemos toda la sala) y dirigir nuestra mirada a ellos

Indumentaria

  • La clave, adaptarnos -como en cualquier aspecto de la comunicación- al público al que nos dirigimos. No tiene ningún sentido, visitar a un grupo de jóvenes con excesiva formalidad porque la primera impresión va a ser de distancia y, quizás, rechazo
  • En todo caso, evitar colores estridentes y complementos que capten mayor atención que el mensaje que pretendemos lanzar (relojes, pulseras, collares…)

Para regresar al plano terrenal y abandonar el peso del subconsciente en cuestiones como la que nos ocupa, os propongo un pequeño ejercicio de sinceridad. Me gustaría que vieseis el siguiente vídeo y que analicéis, si podéis, el lenguaje verbal y no verbal.

Creo que el resultado es el mismo.

4 Comentarios

  • José Erre
    Posted 13 diciembre 2010 10:44

    Hola Luis, me encanta tu post porque me da la oportunidad de comentar un par de cosas muy importantes y trataré de ser puntual.

    Ese 93% de comunicación no verbal proviene de la famosa fórmula Merahabian 55, 38, 7 en cuanto a lo que comunicamos visualmente, vocalmente (sonido de la voz) y verbalmente. El problema es que esa fórmula ha sido mal intepretada pues es correcta sólo en un caso: cuando lo que comunicas a través de esos canales no es coherente entre sí. Por ejemplo, es la forma como detectas una ironía: las palabras dicen una cosa, pero voz y gestos te hacen entender lo contrario. Y aclaro que, aún en este comentario, estoy simplificando demasiado pues ni siquiera entro en el valor de esa fórmula en la comunicación inconsciente (tanto en lo que expresas como en lo que percibes).

    El otro punto que mencionas es sobre las primeras impresiones y las relaciones continuadas. La primera impresión es clave y veloz, cierto. ¿Puede una primera impresión cambiarse? Sí, no es frecuente, pero sí siempre y cuando tengas la oportunidad de hacerlo, y muchas veces esa primera impresión destruye esa oportunidad. Sin embargo, hay casos específicos en los que resulta provechoso causar una primera impresión mala (calculada).

    Y finalmente (más que comentario parece post ya), hablas de relaciones continuadas. Te digo que mientras más conoces a una persona, más valor tiene la comunicación no verbal. No como influencia, sino como comprensión del estado en que se encuentra esa persona; es lo que te permite hablar por teléfono con una persona muy cercana y saber, sin que te lo diga, que le ocurre algo fuera de lo normal.

    Y (ahora sí cierro, es que me emociono, jo); hay muchos mitos dando vueltas entre medios y «expertos» en cuanto a la comunicación no verbal, mitos que son alimentados y creídos dentro de la propia comunidad de «expertos»; y debo decir que has listado varios de ellos en este post.

    Gracias y perdona lo extenso, esto es para escribir más de un libro.

    Un abrazo… José Erre

  • José Erre
    Posted 13 diciembre 2010 12:09

    Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

  • Luis Miguel Díaz-Meco
    Posted 13 diciembre 2010 12:27

    Muchas gracias José. Te agradezco enormemente el comentario [no sé ya si tanto su longitud :)].

    Sólo un par de puntualizaciones, recojo la cifra del 93% porque es precisamente el porcentaje que maneja uno de los expertos que aparecen en los vídeos de History Channel y lo hago precisamente para poner en duda su validez.

    En cuanto a las relaciones continuadas, si bien comparto tu opinión, me pregunto qué respuesta encontraríamos si analizáramos la primera impresión que nos causó cierto amigo, profesor, compañero… Seguramente nos llevaríamos muchas sorpresas ¿o no?

  • José Erre
    Posted 13 diciembre 2010 14:51

    Gracias, si te parece, deja uno solo de los comentarios y borra los otros dos, que es mucho y es igual.

    Vi el material de History Channel, sí; el 93% es la suma del 55% visual y el 38% vocal; el resto es el 7% verbal, también la llaman fórmula vvv.

    Y tienes razón en cuanto a profesores y amigos hay mucha tela que cortar y discusiones que protagonizar (mejor aun alrededor de una botella de vino… ¡salud!).

    Y (vaya que hablo) en el propio programa de History Channel hay mucho mito.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.