Cuál es factor más importante para tomar buenas decisiones

 

Tony Cervone, vicepresidente sénior de comunicaciones globales de General Motors, explicaba en un artículo la lección que en su día aprendió de la que era su jefa, la directora ejecutiva de la empresa, Mary Barra.

Ante la duda, haz lo correcto

Parece sencillo, pero -a tenor de los que vemos a diario en el ámbito empresarial, político o social- no lo debe ser tanto.

[En circunstancias extremas, como la actual guerra en Ucrania, parece obvio que la duda no se ha solventado correctamente].

Y lo correcto, para quién, podríamos preguntarnos.

En general, podríamos decir que para el mayor número de personas.

En una crisis, para los afectados; en la fabricación de un producto o la realización de un servicio, para nuestros clientes; en el ámbito político, para los ciudadanos.

Como dice Marcos de Quinto en su libro Notas desde la trinchera: «La mejor estrategia de relaciones públicas que una empresa puede tener es que sea sorprendida haciendo el bien. Y eso solo sucede cuando se hace el bien continuada y constantemente».

Nuestra vorágine actual nos obliga a tomar más decisiones, más rápido y, en muchas ocasiones, bajo más presión.

Por lo que quizá no nos vendría mal, incluso cuando sea difícil, intentar hacer siempre lo correcto.

 

Ninguna buena obra queda impune, anónimo

Cuando hago el bien me siento bien, cuando hago el mal me siento mal. Esa es mi religión, Abraham Lincoln

Sonrío y empiezo a contar con los dedos:

  1. La gente es buena.
  2. Todo conflicto puede ser resuelto.
  3. Toda situación, no importa lo compleja que inicialmente pueda parecer, es sorprendentemente simple.
  4. Toda situación se puede mejorar sustancialmente; y ni el cielo es el límite.
  5. (…)
  6. Siempre hay una solución en la que todos ganan, Eliyahu Goldratt en La meta

Imagen: Pexels

Please follow and like us:

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

RSS
Follow by Email
LinkedIn
Share