Contra la crisis, más comunicación

En las crisis, mejor errar por exceso de información que por defecto.

Rudolph Giuliani, ex alcalde de Nueva York.

La comunicación corporativa no es una opción. Cada vez más, la única alternativa que tienen las empresas es cómo gestionarla.

El riesgo de no tomar la iniciativa y no preocuparse por liderar y encauzar este proceso es enorme:

 

  • A nivel interno, en forma de rumores, desmotivación, falta de productividad, menores resultados…
  • Y externo, con un impacto directo en su imagen y reputación.

Existen, al menos, dos errores básicos que, de forma habitual, cometen las organizaciones que desprecian la comunicación como herramienta de gestión:

  • Hacer como que la información no existe, que determinados aspectos (siempre negativos) no van a trascender y no van a afectar, de una u otra manera, a la organización.
  • No ser consciente de que es preciso trasladar, siempre, determinadas decisiones y actuaciones.

En una época de crisis como la actual, se multiplican las noticias negativas en forma de ERE, despidos, recortes, pérdidas de derechos… La solución no es menos, sino más comunicación.

Porque negar la realidad, no querer verla, no evita que siga existiendo y que sintamos sus efectos, más pronto que tarde. Porque la inacción, en este ámbito, no es posible.¿O sí? ¿Tú qué opinas?  —————-

Artículos relacionados:

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.