La pasada semana se celebró en Madrid el encuentro Hoy es Marketing, que cada año organiza la escuela de negocio ESIC.

Me parecieron especialmente interesantes las intervenciones de César Cernuda, vicepresidente corporativo y presidente de Microsoft Latinoamérica, y de Andrew McAfee, de la Mit Sloan School of Management.

Cernuda se centró en los retos y oportunidades que ofrece el entorno digital. Y trazó algunas líneas de cómo funcionan algunas empresas en su relación con los consumidores.

La clave está, indicó, en conocernos nosotros mismos mejor que cualquier pueda llegar a conocernos… Antes de que los demás descubran cómo somos realmente.

La clave está en conocernos nosotros mismos mejor que cualquier pueda llegar a conocernos... Antes de que los demás descubran cómo somos realmente Clic para tuitear

De hecho hoy ya somos capaces de predecir tendencias incluso antes de que los consumidores sepan lo que quieren.

Y esbozó algunas aplicaciones que ya funcionan en entornos como:

  • Negocio. Con la capacidad de anticipar los mantenimientos preventivos y evitar las averías de máquinas, en la industria del automóvil, equipamientos…
  • Gobierno. Con la posibilidad de ofrecer una transparencia absoluta, con total trazabilidad, respecto a las decisiones que se toman o cómo se gestionan licencias de obra o quejas, sugerencias y reclamaciones ciudadanas.
  • Accesibilidad. Con dispositivos que permiten a personas tetrapléjicas escribir a partir del movimiento de sus ojos.

Porque hoy el nuevo sistema monetario son los datos.

Hoy el nuevo sistema monetario son los datos, @cesarcernuda en #HEMESIC Clic para tuitear

Por su parte, Andrew McAfee se refirió en su intervención a la influencia creciente de la inteligencia artificial en nuestras vidas.

Explicó cómo las máquinas han roto los límites naturales del cerebro en velocidad, capacidad de procesamiento, porcentaje de error… Han sido capaces de variar completamente el escenario en el que vivimos. En los juegos, por ejemplo, no solo juegan mejor que los humanos sino que lo hacen de un modo diferente (como jamás un hombre hubiera imaginado).

A pesar de ello, indicó varios aspectos en los que el cerebro humano sigue permaneciendo imbatido:

  • Sentido común. Los algoritmos desconocen que la ley de la oferta y la demanda para la fijación de precios no puede aplicarse en medio de un atentado terrorista, como ocurrió recientemente en Londres.
  • Realizar preguntas que nos permitan obtener respuestas aún más inteligentes y útiles.
Los ordenadores son inútiles, solo pueden darte respuestas, Pablo R. Picasso
Juzgue a un hombre por sus preguntas y no por sus respuestas, Voltaire
  • Habilidades sociales, como la empatía.
  • Y el trabajo conjunto con máquinas…

Porque las máquinas nos muestran ya un nuevo horizonte, que es necesario -aún- explorar juntos.

Corolario: si algo es gratis, quizá el producto eres tú

  • ————————–

Fuente de la imagen: Pexels

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Compartido