La confianza en las instituciones continúa en caída libre. Esta es quizá la principal conclusión del informe anual de tendencias 2017 elaborado por Canvas, Corporate Excellence y el IE Business School.

Se trata, sin duda, de una tendencia que se consolida y que tiene enormes repercusiones en el modo que empresas y organizaciones deberían gestionar sus intangibles, con la comunicación como protagonista estelar.

Si bien el estudio no ofrece novedades destacables, sí corrobora un escenario que incluye las siguientes variables:

  • Los empleados se confirman como el activo fundamental en la imagen de una empresa. De ellos depende, en último término, su reputación.
Los empleados son el activo fundamental en la imagen, en la reputación, de una empresa Clic para tuitear

A partir de aquí, sin embargo, se echa en falta una apuesta más decidida por la comunicación interna y por apuntalar, con la credibilidad que ofrece la introducción de medidas concretas, un análisis que todos realizamos desde hace tiempo.

  • Como usuarios o clientes reclamamos marcas con alma, más humanas, más éticas, que valoren su contribución a la mejora social del entorno en el que operan. Como si hubiera personas detrás 😉
Reclamamos marcas con alma, más humanas, más éticas Clic para tuitear
  • La transparencia es imperativa. Hace tiempo que dejó de ser una concesión, hoy se vive como una necesidad. En el entorno público y político debería ser exigible por ley.
La transparencia es imperativa, ha pasado de ser una concesión a una necesidad Clic para tuitear

El entorno actual facilita que las malas prácticas queden expuestas y afecten directa e inmediatamente a nuestra reputación.

  • La opinión de otros ciudadanos, consumidores (otros iguales en definitiva), se valora por encima de la de técnicos o académicos. Aparece libre de sospechas. El discurso institucional, por tanto, cada día tiene menos credibilidad.
La opinión de los ciudadanos es la que más se valora. El discurso institucional, sin credibilidad Clic para tuitear
  • Es cada día más importante crear una narrativa propia, un relato creíble, que traduzca fielmente el propósito, la identidad, la singularidad de la empresa.
Es imprescindible crear una narrativa que traduzca el propósito y la identidad de la empresa Clic para tuitear

La sociedad sigue esperando que las empresas lideren la solución de problemas.

Y qué mejor primer paso que recuperar la confianza perdida…

—————————————-

Puedes acceder al documento pinchando en la fotografía que encabeza el artículo y ver, a continuación, un resumen gráfico con sus principales conclusiones.

Approaching the Future 2017 from Corporate Excellence on Vimeo.

Deja un comentario

Compartido