Comunicación, política e Internet, una revolución en marcha

Cuenta Jeff Jarvis que a raíz de los atentados del 11 de septiembre de 2001 en Nueva York, que vivió en primera persona, descubrió que una nueva estructura (refiriéndose a Internet y a las posibilidades que abre) redefiniría el futuro de muchos ámbitos, entre otros la política o la administración.

Una década después, y a pesar de que se han producido indudables avances en muchos entornos, la mayor parte de las administraciones y sus gestores políticos siguen ignorando, al menos en España, las leyes de Internet y las enormes posibilidades que abren las nuevas herramientas de la web 2.0.

En Y Google cómo lo haría, Jarvis realiza -a mi juicio- un excelente ejercicio de divulgación sobre las bondades de esta nueva estructura para empresas, administraciones, políticos… con la referencia constante a Google y a las causas de su fulgurante éxito.

A continuación realizo un resumen de los contenidos que me han parecido más interesantes, adaptándolos al ámbito de la comunicación, la política y las administraciones públicas (deformación profesional obliga):

  • Internet aborrece la centralización, elimina las barreras de entrada, desprecia el secretismo y recompensa la apertura. [No es preciso hacer un intenso ejercicio de reflexión para darnos cuenta de qué lejos nos encontramos cuando en nuestro día a día observamos precisamente lo contrario].
  • Ser público (transparente) es también una ética. Cada vez que decides ocultar algo, corres el riesgo de que el cliente (ciudadano) no confíe en ti porque piense que puedes estar guardando secretos. [¿No es sin duda la opacidad una de las causas de la enorme distancia existente entre ciudadanos y políticos?].
  • Ya no necesitamos gobiernos o instituciones para organizarnos. Ahora tenemos las herramientas para hacerlo nosotros solos. [A buen entendedor…].
  • Existe una relación inversa entre el control y la confianza. Esta se gana con dificultad y se pierde con facilidad y es un acto de apertura, una relación mutua de transparencia e intercambio. Cuantas más formas encuentres para mostrarte y escuchar a los demás, más confianza construirás.
  • Cuál es el lenguaje de la era de Internet: honesto, directo, contundente, al grano, nada de falsedades…
  • Cada acción de gobierno debe ser abierta, indexable y enlazable. Funcionarios y organismos oficiales deberían tener blog y participar en conversaciones abiertas con los electores. Deberían retransmitir a través de la web cada reunión.
  • Esta nueva plaza común haría de la política y la opinión pública un proceso constante en lugar de un evento cada cuatro años.
  • Las reglas de Google son las normas de una nuevas sociedad construida sobre los enlaces, la transparencia, la apertura, lo público, la capacidad de escuchar, la confianza, la sabiduría, la generosidad, la eficiencia…

Esta nueva visión del mundo cambiará nuestra forma de ver e interactuar con el planeta y la manera en la que gobiernos e instituciones se relacionan con nosotros.

La revolución ya ha comenzado y muchos, lamentablemente, aún lo ignoran.

Enlace relacionado:

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.