Cómo luchar contra la ambigüedad, lecciones para la comunicación

Todas las desgracias de los hombres provienen de no hablar claro, Albert Camus

En comunicación, la ambigüedad es la muerte. Si en un entorno como el actual, ambiguo por definición, dejas abiertas posibles interpretaciones para tu mensaje, estás perdido.

Ante la falta de claridad, nuestro cerebro activa sus atajos, sus sesgos cognitivos. Siempre nos ahorran trabajo, nos ofrecen una salida, rápida, pero no siempre la mejor.

Además tenemos que ser conscientes de nuestra tolerancia a la ambigüedad. Una seguridad total es imposible, porque el mundo -como explica Daniel Kahneman– es impredecible.

Pero lo que para muchos es tolerable para otros es insostenible.

Piensa en una inversión en bolsa, la sola mención de la palabra incertidumbre significa oportunidad, para unos, o peligro, para otros.

Por lo tanto, en comunicación conviene dar por supuesto un alto grado de intolerancia a la ambigüedad y asegurarnos de que nuestros mensajes son claros, sencillos, directos y carecen de dobles interpretaciones.

Cuanto menos dejemos al azar, mejor.

Sé conservador, en comunicación, y abraza la certidumbre, elimina la ambigüedad.

Sé conservador, en #comunicación, y abraza la certidumbre, elimina la ambigüedad Clic para tuitear

Y si no, piensa en la paradoja de Ellsberg, bien en su versión original o en una más sencilla:

Se presentan dos urnas opacas, cada una con diez bolas. La primera tiene cinco rojas y cinco negras; las de la segunda también son rojas o negras, pero en una proporción desconocida.

Hay mil euros para quien acierte el color de la bola que saldrá, sabiendo que puede elegir la urna de la que quiere sacarla. ¿Por cuál te decantarías?

La mayoría opta por la primera porque “tenemos aversión a la ambigüedad, no nos gustan las situaciones en las que no conocemos las probabilidades”.

Pues eso


Artículo basado en The impact of the ambiguity effect on decision-making

Imagen: Pexels

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.