Algunas claves para una comunicación persuasiva

En estos momentos, ya he conseguido el primero de los objetivos que me tracé al iniciar este artículo: captar la atención de mi público, que me lea.
Puede parecer sencillo pero cada día recibimos miles de mensajes de fuentes diversas que persiguen este mismo propósito. De poco sirve que tu discurso posterior sea brillante si no tienes ocasión de que se escuche.
Una vez obtenida la atención, es el momento de estimular el interés de nuestro interlocutor. Cómo: ofreciendo un beneficio o resolviendo un problema. Cada persona tiene sus inquietudes, motivaciones, necesidades… y a menos que seamos capaces de ofrecer soluciones, nuestro mensaje volverá a caer en la indiferencia.
Si no es así, ya hemos recorrido el camino más difícil pero queda realizar una demostración que ofrezca legitimidad a un nuestro discurso, a través de tres convincentes argumentos (como máximo).
 
Por último, podemos cerrar el círculo con una llamada a la acción, al compromiso, dependiendo del discurso y de nuestro interés.
 
Esta sencilla metodología nos asegurará una capacidad persuasiva que debería incorporar algunos elementos clave:
  • Los 10 que magistralmente refleja Frank Luntz en su libro La palabra es poder: simplicidad, brevedad, credibilidad, coherencia, novedad, sonoridad, ambición, visualización, pregunta y contexto.  

A los que me gustaría añadir:  

  • Empatía (tratar de ponernos siempre en el lugar del otro).
  • Repetición (en este punto, más vale pecar por exceso que por defecto).
  • Naturalidad (como decía Píndaro: «Sé tu mismo, atrévete»). Es un activo que nadie más posee, no lo malgastes con imitaciones.

En resumen:

  • Capta la atención.
  • Genera un interés.
  • Demuestra la bondad de tu punto de vista.
  • Mueve a la acción.
La inspiración para este artículo así como muchos de los argumentos que aparecen se los debo a José Hermida, con quien compartí la pasada semana un interesante curso sobre comunicación persuasiva.
————————
 
Enlaces relacionados en este mismo blog:
 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.